Cómo conseguir la mejor puesta a punto de una vivienda

"La forma de vivir en tu casa y la forma de comercializar y vender tu casa son dos cosas diferentes".

Qué razón tenía Barbara Schwarz, la madre y fundadora del Home Staging, con esta frase, que por muy evidente que parezca, esconde muchos trucos que a veces no tenemos en cuenta.

Cuando comercializamos un inmueble solemos pensar que este debe tener grandes cambios o modificaciones (¡como si tuviéramos que hacer una reforma integral de la casa!), pero la mayoría de las veces son los pequeños ajustes los que marcan la diferencia. Normalmente, la propia vivienda ofrece ciertas características que nosotros sólo tenemos que potenciar para que se posen los ojos de los compradores sobre ellas. A veces, con sólo pasar una mano de pintura o colocando unas cortinas nuevas, ya generamos una mejora del aspecto que será más que suficiente. 

En este artículo os explicaremos algunos consejos para conseguir la mejor puesta a punto de una vivienda a la que le hemos aplicado la técnica del Home Staging. 

1. Cada habitación de la vivienda debe tener una UTILIDAD. Una habitación se puede convertir en un despacho, una habitación para niños, un gimnasio, una sala de descanso😴. Los compradores tienen que poder reflejar sus propias vivencias en las estancias, si les enseñamos qué pueden hacer en cada una de ellas, conseguiremos que el comprador piense lo menos posible durante la visita. 

2. Debemos visualizar la FINALIDAD de la vivienda. ¿Es una vivienda habitual, una segunda residencia, un piso turístico…? Este es uno de los aspectos más relevantes a tener en cuenta, porque queremos transmitir esa vibra que el comprador se quiere encontrar en la casa. ¿Descanso y sensación de relax o cotidianeidad y día a día? Tenlo en cuenta para que se vean bien esas actividades que van a realizarse en el hogar.

3. No cargar demasiado el ambiente. Las estancias deben mostrarse DESPEJADAS, para que puedan transmitir ligereza y tranquilidad🧘🏻‍♀️. Si recargamos demasiado el ambiente podemos obstaculizar la vista a los puntos fuertes de la vivienda. Queremos que la vivienda se muestre lo más espaciosa posible, para que el comprador tambíen pueda tener margen de maniobra. Nosotros siempre decimos: menos, es más.

4. No nos podemos olvidar de la ILUMINACIÓN. Como dice el dicho: Al buen sol, ¡hay que abrirle la ventana! Desde la pandemia la luz natural se ha convertido en uno de los requisitos más buscados a la hora de adquirir una vivienda. Abre todas las persianas y las cortinas, eliminando así los rincones oscuros. Para el día en que enseñes la casa procura que no sea en un día lluvioso o nublado, de esta manera reflejarás mejor sus cualidades.

Y por último pero no menos importante… la LIMPIEZA en profundidad es ¡súper súper imprescindible! No queremos que el comprador salga por patas por las motas de polvo, o los malos olores… así que coge una buena fregona, una buena escoba y empieza a sacar esos dotes de Cenicienta. Antes de la visita procura haber ventilado la casa almenos durante 10 minutos. Procura que los lavabos estén bien limpios y si hiciera falta coloca algun ambientador. La suciedad es fácil de tolerar si es nuestra, pero ¿verdad que no toleramos la de los demás?

Cada proyecto de Home Staging es único y como habréis visto hay muchos truquitos que permiten realzar el aspecto de una vivienda. Igualmente nosotros hemos concentrado estos consejos básicos, que pueden aplicarse a cualquier tipo de inmueble que se vaya a preparar para su venta o alquiler. Con este manual, ¡nunca se te pasará nada por alto! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres asesoramiento? Contáctanos