Home Staging: 40 técnicas para vender o alquilar más rápido un inmueble

¿Cómo podemos acelerar el proceso de venta de una vivienda? Descubre las ventajas de esta técnica y sigue nuestros consejos para convertirte en todo un profesional del mercado inmobiliario.

Qué es el Home Staging y para qué sirve

El Home Staging proviene del inglés y su traducción literal es ‘puesta en escena’. Cuando realizamos un Home Staging en viviendas vacías lo que hacemos es sacar a relucir los puntos fuertes, presentamos el inmueble en un estado impecable, atrayendo a más compradores y consiguiendo así una venta mucho más rápida.

Además, gracias al ‘upgrade’ que se le hace al inmueble, si está preparado con Home Staging, el comprador no tendrá muchas opciones de regateo y se evitarán muchas negociaciones a la baja. Por eso, siempre que se habla de Home Staging, se habla de una inversión, ya que, al pasar menos tiempo en el mercado, se destinan menos gastos al mantenimiento, el inmueble pierde menos valor y la inmobiliaria no te aconsejará reducciones en el precio de venta o alquiler.

 
¿Dónde nace el concepto?

El concepto Home Staging tiene su origen en la década de los 70, en Estados Unidos. Su madre y fundadora, Barbara Schwarz, acababa de empezar en el mercado inmobiliario con su negocio de decoración cuando rápidamente vio la necesidad de los agentes inmobiliarios a preparar las casas para su venta. Vio que haciendo sencillos cambios y vistiendo las casas listas para entrar a vivir, estas recibían muchísimas más ofertas. Sus éxitos y ventas la convirtieron en una conferenciante y formadora para educar a la gente sobre la magia de este mundo. Gracias a ella, cada vez son más los profesionales y las empresas que la usan para disparar sus ventas.

Empezó a difundir el concepto por el resto del mundo, y hasta el 1985 no llegó a Europa, extendiéndose con rapidez por los países del norte, como Bélgica y Holanda. En España no se empezó a implementar por necesidad hasta mucho más tarde, a consecuencia de la crisis del 2008 en el sector de la construcción, cuando la cartera de las agencias inmobiliarias se caracterizaba por tener mucha oferta disponible y pocos posibles compradores. Así es como se introdujo el concepto en el país, y, a paso lento pero firme, se ha ido asentando como una técnica imprescindible de marketing inmobiliario. Una de las principales ventajas del Home Staging es que se puede aplicar a cualquier tipo de inmueble que esté en venta o alquiler; puede ser una vivienda, un local comercial, una oficina… El objetivo principal es que la persona que lo visite pueda visualizar instantáneamente para qué servirá cada estancia y cómo podrá realizar la distribución de los muebles.

Cómo hacer un buen Home Staging

La clave de un buen Home Staging es entender que la decoración tiene que estar pensada para agradar al máximo de personas posibles. Por eso, siempre se habla de una despersonalización de la vivienda, en la que se quitan todos los objetos personales o que puedan identificar al antiguo propietario para darle una nueva vida al futuro hogar. Así, lo que conseguimos es mostrar una imagen atemporal y sosegada, y hacer que la persona que lo visite pueda proyectar su estilo y modo de vida nada más poner un pie en la entrada. Hay que tener en cuenta que una persona que está en busca de una vivienda para comprar o alquilar, visita de media, entre 10 y 15 inmuebles, por eso es tarea del home stager hacer que la vivienda destaque por encima de todas las demás. Además, se dice que una persona ha tomado la decisión en adquirir o no una vivienda en los primeros 90 segundos de la visita, por lo que un buen home stager atacará a las emociones y sensaciones del posible comprador en esa primera impresión. Se crean estas emociones a través de distintas técnicas y herramientas, con el objetivo de generar un ‘amor a primera vista’ en el visitante.

¿Es lo mismo un interiorista que un home stager?

Aunque en ambas partes se trabaje la decoración de interiores, el objetivo final de cada uno es completamente distinto. La diferencia principal entre un homestager y un interiorista es que el interiorista trabaja a favor de las necesidades de su cliente, siguiendo las peticiones y siempre actuando a favor de los gustos de la persona que lo contrata. En cambio, el homestager puede trabajar con más libertad porque tiene la función de explotar el potencial de la vivienda. Es capaz de identificar qué elementos deben eliminarse o substituirse, o qué aspectos hay que mejorar con tal de que la vivienda saque a relucir sus mejores cualidades. No trabaja a favor del cliente, sino que piensa en agradar al máximo de personas posibles para poder recibir muchas visitas. Por eso, muchas veces se dice que el Home Staging también es una técnica de marketing emocional, porque influye en la toma de decisiones de las personas.  

A veces el Home Staging se ayuda de pequeñas reformas, como pintar las paredes o cambiar la iluminación, o de cambios sutiles como poner unas bonitas cortinas o colocar espejos para agrandar los espacios. Sea lo que sea, lo que se busca es proyectar una forma de vida, para que el potencial comprador pueda imaginarse viviendo su vida ahí.

Se dice que el Home Staging hace un guiño a la neurociencia, porque cuando las personas vemos una imagen, nuestra mirada busca las personas que aparecen, buscamos sus caras. Esto pasa lo mismo cuando miramos un espacio donde hay clara evidencia humana pero no hay humanos. Nuestro cerebro inevitablemente proyecta nuestras experiencias y recuerdos allí, generamos pensamientos sobre lo que podría estar pasando.  Por lo tanto, se vuelve muy importante presentar la vivienda sin los dueños, mascotas u objetos personales.

40 técnicas, pasos y claves para un buen Home Staging

Tanto si eres un home stager profesional con una amplia cartera de clientes, has empezado a dar tímidamente estos pasillos en el sector o eres un particular que no puedes dedicarle demasiado presupuesto, te ofrecemos una serie de consejos, tips y técnicas de Home Staging que puedes aplicar en tus proyectos y que te convertirán en un auténtico experto de la decoración.

Hemos dividido estas técnicas de Home Staging en tres apartados distintos, a los que podrás acceder según la fase en la que te encuentres.

Antes de empezar…

Antes de decorar la casa sin objetivos y direcciones hay una serie de pasos a tener en cuenta. A veces resultan los más obvios, pero harán que puedas presentar la vivienda en la mejor de las condiciones. ¡Sigue leyendo!

1. Sacar objetos personales

Como íbamos diciendo, una de las reglas más importantes cuando realizamos un Home Staging es despersonalizar la vivienda. Eso significa sacar todos esos elementos que puedan recordar a la vida de los propietarios anteriores. Tiene que haber rastros de evidencia humana sin que aparezcan rostros humanos. Con esto nos referimos a: fotos de familia, imanes en la nevera, imágenes religiosas, objetos personales como figuras de coleccionista, etc. Si eliminamos estos objetos personales el potencial comprador podrá proyectar su propia imagen y experiencias en las estancias que está viendo.  

2. Limpieza

Uno de los factores más importantes pero que muchas veces se pasa por alto. Es verdad que toleramos nuestra suciedad, pero ¿y la de los demás? A un comprador le echa mucho para atrás que la vivienda esté sucia y descuidada, ya que quiere encontrarse sitios despejados en los que pueda recorrer bien las estancias, y si estas están llenas de polvo, bolsas de basura, mugre o malos olores, querrá salir corriendo de ahí lo antes posible.

3. Orden

El orden va relacionada con las dos anteriores, pero esta se centra en esos objetos innecesarios o inútiles que nos podemos encontrar. ¿Verdad que para la visita no necesitas una escoba, una fregona o un cubo de basura? Pues será mejor sacarlo todo de ahí para que no interfiera en los puntos fuertes del inmueble.

4. Sin lugar para las mascotas

Las mascotas deben quedarse fuera de la casa durante la visita. Recordamos que hay que evitar distraer al cliente en la visita a la propiedad, puede caber la posibilidad que al comprador no le gusten los animales y esto le genere percepciones erróneas. Además, hay que ir con cuidado con los olores que dejan las mascotas… ¡puede ser grande!

5. Pequeñas reformas/reparaciones

Para un Home Staging normalmente no es necesario hacer reformas integrales (¡de eso se encargan otros profesionales!), pero a veces sí que hace falta hacer una pasada de pintura por las paredes gastadas, tapar algún agujero que haya quedado al descubierto o colocar unas cortinas para disimular unas ventanas. En este sentido, el Home Staging puede hacer uso de estos pequeños cambios para realzar el aspecto de la vivienda, pero nunca hará grandes reformas que cambien su forma.

6. Colores neutros

Uno de los básicos cuando hablamos de Home Staging. ¿A qué se debe? Los colores neutros son más relajantes y atemporales, es decir, con esa gama haremos una apuesta segura para agradar al máximo de gente posible. Si evitamos colores estridentes, evitaremos que los potenciales compradores puedan sentirse molestos visualmente por ellos. Además, los colores neutros ayudan a hacer los espacios más grandes y luminosos, permiten ver bien cómo se distribuyen las estancias y los espacios. Eso no quiere decir que no podamos añadir pinceladas para acentuar ciertos detalles, pero siempre pasarán a un segundo plano a la hora de escoger la decoración.

7. Malos olores

Es aconsejable abrir bien todas las ventanas y dejar ventilando la vivienda al menos 15 minutos antes de la visita prevista para despejar los olores fuertes, como el olor a cerrado, algún olor que pueda provenir de la cocina, del baño, etc. Podemos utilizar ambientadores suaves, pero de calidad, e incluso algunos expertos aconsejan poner la cafetera unos minutos antes de la entrada del cliente. ¡A todo el mundo le gusta el olor a café!

8. Baños también despejados

Siguiendo la misma línea del punto anterior, los baños también es relevante despejarlos de los posibles olores que pueda haber. Por eso, es recomendable tirar al menos una vez de las cisternas, fijarse en que las duchas estén bien limpias, y, si hiciera falta, colocar un ambientador y asegurarnos así de un olor agradable.

9. Potenciar la luz natural

La iluminación natural ayuda a que los espacios se muestren más grandes, además de generar una mayor sensación de limpieza. Aprovéchate de ella para sacar a relucir los puntos fuertes del hogar. Para conseguir un buen resultado, asegúrate que las cortinas estén bien corridas y que estas sean translúcidas para dejar pasar bien la luz. Como dice el dicho: ¡al bueno sol, hay que abrirle la ventana!

10. Definir la finalidad del inmueble

No es lo mismo un piso ubicado en una ciudad que una casa de pueblo o cerca de la playa. Normalmente, las finalidades de adquirir cada una de estas viviendas son diferentes; la primera sería una vivienda habitual y las otras dos, viviendas de descanso. De esta manera, podríamos practicar unos cambios más vivarachos o ambientes más rústicos. Por ejemplo, utilizando una mayor cantidad de plantas, haciendo más énfasis en las zonas exteriores y porches o elegir una gama cromática que vaya acorde a los colores del espacio exterior.

11. Finalidad de las estancias

Cada habitación, cada rincón del hogar, tiene un uso, una finalidad. Encuéntrale esa finalidad para sacarle el máximo partido a la vivienda. Queremos que el potencial comprador tenga que pensar lo menos posible cuando esté haciendo la visita, por eso tenemos que dedicarle un rato a pensar a qué uso estará destinado cada estancia. 

Puedes convertir una habitación individual en un bonito despacho o en un gimnasio. También puede ser una sala de lectura donde poder desconectar, o una sala de juegos para que los más pequeños se diviertan jugando. ¡Usa tu imaginación!

12. Orden de importancia de las estancias

Hay ciertas estancias de cada inmueble a las que los que hacemos Home Staging debemos prestarles especial atención, y es que hay algunas en las que pasamos más del 70% de nuestro tiempo cuando estamos en casa y serán esas por las que los compradores determinarán su decisión. Estas estancias de más a menos importantes son: el salón, la habitación o suite principal y la cocina. Habrá que dedicarles más mimo porque serán donde se fijen más y pasen más tiempo durante la visita. En ellas no podrá haber margen de error y deberá de quedar muy clara la distribución de los muebles y los espacios.

13. Resaltar las cualidades positivas

¿Qué tiene la vivienda que la haga diferente a las demás? ¿Cuál es el elemento que hará que los compradores se enamoren de ella? Fíjate bien en qué ofrece la vivienda: ¿tiene paredes altas con vigas de madera, una chimenea, una cristalera o unos suelos bonitos? Sea lo que sea, encuentra ese detalle y explótalo al máximo, conviértelo en lo más memorable de la vivienda, y la razón por la que los compradores pierdan el interés a los demás inmuebles. En la misma línea, intenta ocultar esos detalles que no lo favorezcan: si hay un pasillo oscuro con poca luz natural, intenta iluminarlo con una lámpara de diseño.  

Decorar como un profesional

Ya lo tienes todo a punto, has dejado la vivienda impecable y ahora sólo falta empezar a llenarla. Pero no se tienen que colocar unos muebles ahí y allí sin sentido y sin tener en cuenta qué sensación transmiten los muebles y la decoración que escogemos. A continuación, te ofrecemos unos consejos que te servirán para cualquier vivienda a la que tengas que realizarle un Home Staging, un pequeño manual para que nunca se te pase nada por alto, y dejes el inmueble como un hogar listo para entrar a vivir.

14. Crear sensación anticipada de hogar

El objetivo principal es preparar una escena para que nada sea casual y poder transmitir una sensación. Como lo que tratamos es de hacerle ver al posible cliente las posibilidades de la vivienda, colocando elementos en puntos estratégicos, hará que se sienta como en casa nada más entrar. La mayoría de gente es incapaz de imaginar una posible distribución sin el mobiliario colocado, ¡así que junto con ello deberás generar una escenografía que enamore!

15. Seguir las tendencias decorativas y tener en cuenta la estacionalidad

Estar al tanto de las tendencias decorativas es una parte muy importante a la hora de realizar un Home Staging. Cuando tenemos que decidir qué muebles, materiales y colores vamos a usar, debemos tener en cuenta en qué estación nos encontramos. No vamos a usar terciopelo en los meses de verano ni tampoco recomendamos usar el lino para los meses fríos de invierno. Lo mismo pasa con los colores. Para saber qué tendencias hay en el momento, resulta muy útil consultar alguna revista de decoración como la de El Mueble, donde suelen publicar artículos con las tendencias actuales que te ayudarán a escoger la decoración adecuada para cada momento.

16. Regla color 60-30-10

Esta técnica viene relacionada con lo que comentábamos sobre los colores neutros. Para hacérnoslo más fácil, podemos hacer uso de la regla de color 60-30-10 y tener así claro cómo realizaremos el proyecto. Primero hay que escoger un color dominante que ocupará el 60% por ciento de la superficie, empleado mayoritariamente en paredes y suelos. Esta proporción normalmente se aplica con colores neutros porque son la base a partir de los cuales se va a construir al resto de la gama cromática. El 30% será un color complementario que dará interés al conjunto y se aplicará en el mobiliario y textiles grandes, como cortinas o alfombras. Finalmente, buscaremos un color de acento para el 10% restante, que nos permitirá resaltar pequeños detalles como jarrones, cojines, cuadros y flores.

17. Paletas de colores o coherencia cromática

Los colores transmiten emociones y sensaciones, por eso es importante escogerlos en base a aquello que queremos transmitir. Además, sirven para intensificar o disimular la presencia de elementos y facilitar o complicar la lectura del entorno en su conjunto.

Gracias a una paleta de colores tenemos la oportunidad de jugar con la percepción de los espacios. En Home Staging los colores a escoger siempre deben ser mejor neutros, y aunque parezca que con ello limites tus posibilidades, una mezcla de distintas tonalidades puede acabar en un resultado brillante.

18. Si vas a usar colores fuertes, que no superen el 20% de la superficie del total.

Usar colores fuertes en Home Staging es una apuesta atrevida, pero que, si se hace bien, logra resultados muy sofisticados. ¡Lo importante es saber dónde, cómo y cuándo! Para empezar, hay que escoger una habitación que reciba mucha luz natural, así el color que escojamos no la convertirá en un sitio oscuro y lúgubre. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el color no supere más del 20% de la superficie total que estemos decorando, para no quitarle el protagonismo al resto de elementos y colores que queramos incorporar. Otro factor relevante, es dejar el techo en blanco, y así generaremos una mayor sensación de altura. Por último, hay que tener en cuenta el incorporar diferentes puntos de luz artificial para poder destacar bien los puntos importantes si careciera puntualmente de luz natural.

19. Recibidor

El recibidor de la casa es lo primero que ve el comprador cuando entramos en la vivienda. Si se dice que en los primeros 90 segundos este ya ha tomado su decisión… ¡debemos conseguir que la entrada le despierte buenas sensaciones! El recibidor no suele ser muy grande, por eso no debemos recargarlo y colocar un único punto de atención o foco. Además, los recibidores suelen ser funcionales, por eso es importante que la persona pueda ver que ahí es posible dejar sus llaves, sus zapatos o el correo. Pinta las paredes de blanco para multiplicar la luz y dar mayor sensación de amplitud, no dudes en combinarlo con suelo de madera o materiales de fibras naturales, como alfombras o cestas y crear un estilo de lo más acogedor.

recibidor entrada home staging
20. Pasillos

Los pasillos suelen ser zonas de paso que normalmente no se le saca suficiente provecho, pero si le damos un poco de mimo puede convertirse en todo un aliado para aportar más color y calidez al hogar. Es recomendable que, si son muy oscuros, uses algún tipo de luz artificial colocando unos LEDs o unas lámparas de pie. Si es muy estrecho, puedes colocar espejos de distintos tamaños para crear una mayor sensación de profundidad o crear una mini galería de arte con cuadros pintorescos para aportar vitalidad y energía. Convierte los pasillos en un aliado más para transmitir correctamente la vibra de la vivienda a los potenciales compradores.

21. Despachos

Desde la pandemia, ha cobrado importancia la idea de trabajar desde casa, y hemos tenido que adaptar nuestro hogar para poder desarrollar nuestras tareas profesionales sin problemas. Es importante que, si realizas un Home Staging en piso o casa que disponga de más de dos habitaciones, contemples una de ellas como un posible despacho o escritorio, ya que llevar estas tareas a cabo en casa se ha convertido en la nueva normalidad para muchas personas. Si incorporas los elementos más importantes como una silla y una mesa con algunos objetos que permitan la organización del trabajo, el posible comprador ya podrá imaginarse allí llevando a cabo sus tareas.

22. Salón pequeño

Cuando nos encontramos con un salón de medidas reducidas, suele abrumar pensar cómo llenarlo sin sobresaturarlo… Por eso hay ciertos elementos imprescindibles que debes colocar y otros que te ayudarán a optimizar el espacio. Por un lado, el sofá es la pieza central de cualquier salón, es importante que sea proporcionado así que hay que calcular bien las medidas para que no haya sorpresas más tarde. Si no sabes por donde empezar, puedes optar por un sofá modular, ajustándolo a las necesidades del momento.

Por otro lado, y como hemos comentado anteriormente, los espejos te ayudarán a agrandar el espacio. También puedes ayudarte de estantes flotantes, ocupan mucho menos que las estanterías que van hasta el suelo y su forma horizontal alargarán la estancia. Por último, paredes blancas, tonos claros y algún elemento colorido que dinamice el ambiente, ¡recomendamos que esta pieza sea el sofá!

23. Ubicar la habitación de matrimonio en el centro

Y a partir de ahí distribuir el resto del mobiliario. Parecerá una técnica obvia, pero a veces se nos olvida que la cama es el elemento más importante a presentar en la habitación doble o de matrimonio. Si la colocas en el centro, fácilmente podrás distribuir el resto de los objetos alrededor. Además, poniéndola en el centro, los potenciales compradores fácilmente podrán ver el resto del espacio del que disponen.

24. Mesa puesta

En el Home Staging cobra mucha importancia el comedor, porque pase lo que pase durante el día, ahí es donde se reúne toda la familia para disfrutar la comida, explicarse las anécdotas del día y desconectar de la rutina. Por eso destacamos uno de los puntos clave a la hora de realizar un Home Staging: decorar la mesa como si esperara que alguien se sentara a comer en ella. La clave está en crear una composición con varias piezas y elementos. Hay que empezar con un elemento que sirva de base: una bandeja o un camino de mesa. En el centro podrás optar por ir hacia adornos naturales; plantas, jarrones con flores o ramas, un bol con frutas o vegetales… Si optas por un estilo más recargado usa piezas de cerámica o de cristal. Se suele poner la mesa para 4 comensales que puedes montar con vasos o copas, bajoplatos… Si quieres poner vajilla recuerda que es importante mantener las mismas tonalidades de colores para el resto de la decoración del comedor.

cojines grandes decoración
25. Los cojines grandes crean volumen en la habitación 

Los cojines son una la solución rápida y económica para proporcionar pinceladas de color y definir el estilo de una estancia. Te permite jugar con sus distintos tamaños, texturas y estampados, que podrás adaptar según la época del año en que te encuentres. Lo mejor es tener un sofá o ropa de cama neutros para poder usar distintos colores en los cojines y generar contraste. Si colocas distintos cojines grandes en la cama o en el sofá del salón, verás que creas un efecto más amplio y voluminoso y harás que una habitación pequeña se muestre más ancha y espaciosa.

26. Toallas blancas en el baño

Algunas veces resulta difícil decorar y preparar un baño para Home Staging, pero hay un truco infalible para abordarlo y que no te requerirá mucho tiempo: el secreto está en colocar toallas blancas. Una sencilla idea que ofrece un aspecto de lujo y relajación equivalente a lo que encontramos en los hoteles y spas. Permite penetrar en la mente del visitante y elevar la categoría del baño que hemos decorado. Además, podrás usar otros colores para los muebles u otros detalles más importantes que queramos destacar.

27. Espejos

Los espejos tienen muchos beneficios para la decoración del hogar. Según el Feng Shui, son elementos claves para neutralizar los aspectos negativos y potenciar la energía positiva, alejando así, los problemas del hogar. El uso de los espejos en decoración tiene distintas utilidades: agrandar los espacios, aportar más profundidad al conjunto y mostrar las estancias más anchas e iluminadas. Si nos encontramos en una vivienda pequeña, el uso de espejos en puntos estratégicos combinados con paredes claras, crearán espacios sofisticados y fluidos que ayudarán a crear armonía y serenidad. Si te atreves, puedes colocar espejos de distintos tamaños y formas en distintas posiciones, ¡crearás una pequeña obra de arte!

28. En las estanterías, usar la regla de 3

La regla del 3 es una de las más conocidas en el mundo de la decoración. Se rige sobre el concepto que decorar en números impares mantiene el ojo moviéndose por la habitación y muestra resultados mucho más equilibrados. Si, por ejemplo, tienes que decorar una estantería, procura agrupar elementos de 3 en 3 y que estos no sean del mismo tamaño, así repartirás el peso visual y evitarás crear un efecto plano y aburrido. También puede ayudar combinarlos en posiciones horizontales y verticales para crear una opción mucho más desenfadada. Por último, si superpones objetos colocando unos más atrás y otros los traes más al frente, crearás profundidad y dinamismo sobre las estanterías.   

29. ¡Plantas!

Siempre que decoremos tenemos que intentar introducir ciertos puntos o focos de color en las habitaciones y las plantas son nuestras mejores aliadas para ello. No solo son beneficiosas para la salud, sino que gracias a su poder estético son capaces de dar vida a las estancias. Las plantas te permitirán hacer una correcta distribución de los elementos decorativos; por un lado, ayudan a romper con las líneas rectas y el efecto estático marcado por el diseño de los muebles, y, por otro lado, ayudan a mantener el ojo en movimiento haciendo que recorra toda la estancia. Las plantas aportan mucha vida y ayudarán a crear un entorno relajado y pintoresco a la vez.

30. Espacios exteriores

Si la vivienda a la que le estás realizando un Home Staging dispone de espacios exteriores, como una terraza, un balcón o un bonito jardín, debes explotarlo al máximo. Desde la pandemia los espacios exteriores se han vuelto un imprescindible en los requisitos de los compradores, por eso es importante que puedan ver qué tipo de actividades podrán realizar fuera y cómo van a poder tener sus momentos de relax y desconexión. Procura mostrar una zona chill out con sombra para taparse en las horas de más calor, y la posibilidad de poder reunirse varias personas en el espacio para poder ponerse al día disfrutando del aire libre y un refrigerante bien fresco. 

31. Colocar alguna pieza de arte

Las obras de arte son claves para realzar la decoración y aportar un plus de exclusividad al hogar. Son un recurso muy útil a la hora de llenar la personalidad en las estancias. No es un requisito obligatorio para la realización de un Home Staging, pero si decides incorporar una pieza artística en tu estilismo procuro que quede en armonía con el resto de la vibra y el conjunto que estás transmitiendo. Una obra abstracta puede incorporar un color que hayas elegido de tu paleta de colores y así lograr una mayor conexión con el entorno, o puedes optar por una fotografía de naturaleza que suele promover el bienestar en las personas. 

Están muy de moda también los cuadros que incorporan frases inspiradoras y que transmiten paz y calma al hogar.

32. Dar un punto focal a cada habitación ‘eyecatcher’

Un punto focal en la decoración es ese elemento que capta inmediatamente la atención cuando entras en la habitación. Muchas veces ese punto ya se encuentra en la misma habitación, como pueden ser unas grandes ventanas con vistas, una bonita chimenea… Pero cuando no contamos con este tipo de elementos podemos introducirlo nosotros mismos con una obra de arte, una pieza de mobiliario diferenciada u objetos pequeños que juntos son capaces de expandir su presencia. Procura colocar ese punto focal en la pared dominante de la estancia (todas las habitaciones tienen una) y decorarlo con elementos que realcen su presencia.

33. Muebles de cartón

¿Conoces el novedoso concepto de los muebles de cartón? En los últimos años ha irrumpido con fuerza esta solución para proyectos de Home Staging, ya que son la forma más económica, rápida y eficaz de montar un estilismo en una vivienda. Gracias a sus medidas idénticas a los muebles normales son muy útiles para que los compradores puedan apreciar la correcta distribución y espacio de las estancias. Además, se pueden combinar con todo tipo de decoración y otros muebles reales y conseguir así una puesta en escena de lo más original. Mira las fotos que adjuntamos para ver algunos proyectos realizados con estos muebles, fáciles de montar e instalar y reutilizables hasta para más de 5 proyectos distintos.

Últimos detalles

Ya lo tienes casi todo listo, has repasado todas las estancias y has colocado todos los muebles, elementos y objetos que te han ayudado a generar una sensación de hogar en la vivienda que estás trabajando… ¡Pero, ojo! Revista que todo esté en orden con estos últimos puntos que no podemos pasar por alto, ya que no todo pasa sólo por la decoración y habrá que revisar bien la casa antes de dejarla lista para su venta.

¡Sigue leyendo!

34. Iluminación: planear los puntos de luz. Usar una lámpara de techo general y unas de apoyo más íntimas

Uno de los requisitos en un Home Staging es abrir al máximo los espacios para que se vean claros y entre el máximo de luz natural posible. Pero a veces no tenemos la oportunidad de jugar con la luz exterior y tenemos que planear la colocación de iluminaciones artificiales en puntos estratégicos. Hay tres tipos de iluminación: general, ambiental y directa/puntual. Si nos centramos en las últimas dos, la ambiental es esa que da el toque acogedor y hogareño a la casa. Si realizamos una visita cuando ya no disponemos de luz natural, una lámpara de pie o de sobremesa en distintos puntos clave para realzar el aspecto de la vivienda aportarán ese toque especial y confortable a la casa. La iluminación directa o puntual sirve para destacar un punto concreto de nuestra decoración, por ejemplo, al punto focal que comentábamos anteriormente. Nos puede servir para redirigir la mirada del comprador allá donde queremos.

35. No agobiar/llenar demasiado los espacios, sacar muebles ayuda a generar sensación de amplitud

El famoso dicho ‘menos, es más’, cobra todo su sentido a la hora de realizar un Home Staging. Hay que procurar no sobresaturar los espacios con objetos para que el comprador también pueda hacer volar un poco la imaginación con las posibilidades de la vivienda. Si recargamos las estancias con muebles y decoración podemos provocar el efecto contrario. Si dudas en colocar un mueble o no, es mejor no hacerlo. Dejar de lado ciertos objetos generará una mayor sensación de amplitud. Verás que, si sólo te quedas con los elementos esenciales, evitarás ahuyentar a las visitas.

36. Textiles limpios y sin arrugas

Los textiles que podemos encontrar en los sofás, la ropa de cama o las cortinas deben estar cuidadosamente limpios y libres de arrugas, evitando generar sensación de desorden. Hay materiales más propensos a coger arrugas como el lino y otros que te servirán para hacer un Home Staging impecable, como aquellos textiles que contienen poliéster o licra combinado con materiales naturales como la lana o el algodón.  

37. Fotografías, vídeos y tours virtuales para poder enseñar bien los inmuebles

Un Home Staging que no venga acompañado de buenas fotografías no es un Home Staging completo. Hoy en día no se puede concebir una visita a una vivienda sin haberla visto antes por fotos a través de internet u otros medios. Las fotografías son la ventana a los posibles compradores y ayudan a generar más solicitudes de visitas. No dudes en contratar un servicio profesional para un book fotográfico de la vivienda, ya que te ayudará a diferenciarte de tus competidores. Procura que en las fotos se vean los ángulos y puntos fuertes de la vivienda para que los compradores se decanten por tu inmueble a la hora de decidir. Por otro lado, la realidad virtual también se está haciendo un lugar en estas técnicas de venta rápida, así que no dudes en incorporarlo si quieres aportar un plus de innovación.

38. Tener en cuenta el perfil del comprador

¿Sabemos qué tipo de cliente podemos atraer? Muchas viviendas están pensadas para distintos estilos de vida, y hay que tener en cuenta qué tipo de compradores vamos a atraer con ella según el estilo que reflejemos. Si queremos atraer parejas jóvenes o que comparten vivienda, una habitación individual puede convertirse en un bonito despacho, pero si queremos atraer familias, puede transformarse en una habitación infantil o sala de juegos. Si aciertas con lo que el comprador busca, habrás podido captar su atención y hacer que te recuerden.  

39. Enseñar la ‘peor’ habitación en medio de la visita

En toda vivienda hay algún punto débil que queremos evitar que los compradores recuerden durante la visita. Por eso recomendamos que ese punto débil se enseñe en medio de la visita. No queremos que sea la primera ni la última mala impresión que se lleven de la vivienda y que afecte a lo que puedan determinar del conjunto en total.

40. Capacidad de almacenamiento

En un Home Staging no sólo es importante la distribución del mobiliario y la decoración, sino también la capacidad de almacenamiento que pueda ofrecer la vivienda. Si una cocina no está muy bien equipada por falta de estanterías o cajones, puedes optar por poner algún mueble que acompañe la estancia y que ofrezca la posibilidad de tener más almacenaje disponible. Cuando una vivienda está vacía no somos capaces de ver cuánto espacio necesitaremos hasta que no empezamos a llenarla con nuestros trastos, así que tendrás una ventaja añadida si al posible comprador le puedes evitar estos futuros dolores de cabeza.

Con estos trucos y consejos ya puedes ponerte manos a la obra para realizar un Home Staging impecable y convertirte en un auténtico profesional del estilismo inmobiliario. Tenemos más de 10 años de experiencia en esta técnica de marketing inmobiliario, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas cualquier tipo de asesoramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres asesoramiento? Contáctanos